El periodismo NO ha muerto

Los epitafios escritos acerca de esta profesión han sido tantos, y tan variados, que cualquier profesional del sector que se precie de serlo, ha emitido esta sentencia al menos una vez en su carrera. La muerte de este oficio es proclamada a diario desde facultades, hasta consejos de administración de grandes grupos mediáticos, pasando por tertulias de café o debates en Twitter. Y sin embargo, no termina de morirse nunca.

Sólo en 2014, según datos de la APM, se crearon en España más de 100 nuevos medios de comunicación, la mayoría de ellos, más de un 90%, fueron creados por profesionales del periodismo. No está mal para un moribundo.

Internet ha supuesto una revolución a la hora de tratar la información. Prima la inmediatez, el “aquí y ahora”, la imagen y, sobre todo, la capacidad de respuesta ante los acontecimientos que se suceden a cada minuto en cualquier parte del mundo, y que quedan obsoletos a los cinco minutos. La principal razón de la caída de ventas de los periódicos en papel, es que resulta absurdo pagar para leer lo que ocurrió ayer, cuando ya tenemos toda esa información en la red.

¿Significa eso que el periodismo ya no tiene sentido? Todo lo contrario. Ahora más que nunca, se necesita la visión de profesionales para filtrar y verificar toda la información que recibimos a diario y, sobre todo, para seleccionar y analizar aquella que mejor encaja con nuestros intereses personales y/o económicos.

Enrique Meneses, histórico del fotoperiodismo en España, se definía en sus últimos años como un gran defensor de Internet y todas las posibilidades que ofrece, pero advertía del riesgo de caer en la desinformación por un exceso de información. El periodista -decía- no debe fiarse, ha de investigar, confirmar, y buscar siempre el equilibrio.

En definitiva, la información sigue suponiendo poder y un periodista vive por, y para la información. Ya sea desde un gran medio de comunicación o desde un humilde blog. Por esa razón, toda sociedad que pretenda ocupar un puesto destacado en ámbitos como la economía, la innovación y el progreso de sus integrantes, debe demandar y fomentar un buen periodismo en cualquiera de sus aspectos

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*